sábado, 1 de noviembre de 2014

A través del Espejo y lo que Alicia encontró allí (Through the Looking-Glass, and What Alice Found There) - Lewis Carroll



Título: A través del espejo y lo que Alicia encontró allí (Through the Looking-Glass, and What Alice Found There)
Autor: Lewis Carroll
Año: 1871
Género: Infantil / Fantasía / Aventura

  Escrito seis años después de "Las Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas" y contando con la misma protagonista, "A través del espejo y lo que Alicia encontró allí" está concebido como una partida de ajedrez, donde los arroyos y los setos dividen las casillas y Alicia es un peón que aspira a ser reina; una partida de ajedrez donde nada tiene sentido y nada es lo que parece.

  En el mundo del espejo la realidad está distorsionada, o quizá sólo es otro modo de verla. En este mundo, para ir a cualquier lugar la mejor manera es alejarse y para cortar una tarta hay que repartirla primero.

  La novela lleva hasta sus últimas posibilidades los juegos de palabras, las parodias ocultas y los recursos literarios que Lewis Carroll utilizara ya en su antecesora.

      
Saga


      
Frases

“—Pero ¡qué lata! ¡Nunca he visto en toda mi vida una casa que estuviese tanto en el camino de una! ¡Qué estorbo!” - Alicia
“. ¡Esas margaritas son las peores! ¡Cuando uno se pone a hablar, rompen todas a chillar a la vez de una forma tal que es como para marchitarse!” - el lirio
“No comprendo qué puedes pretender con eso de tu camino, porque todos los caminos de por aquí me pertenecen a mí...; pero, en todo caso, ¿qué es lo que te ha traído aquí?. Y haz el favor de hacerme una reverencia mientras piensas lo que vas a contestar; así ganas tiempo para pensar.” - la Reina Roja
“—¿Estamos llegando ya? —se las arregló al fin Alicia para preguntar.
  —¿Llegando ya? —repitió la Reina—. ¡Pero si ya lo hemos dejado atrás hace más de diez minutos! ¡Más rápido!”
“Hoy es cuando no podrías tenerla ni aunque te apeteciera —atajó la Reina—. La regla es: mermelada mañana y ayer... pero nunca hoy.”
“Alguna vez tendrá que tocar «mermelada hoy» —objetó Alicia.
—No, no puede ser —refutó la Reina—. Ha de ser mermelada un día sí y otro no: y hoy nunca puede ser otro día, ¿no es cierto?”
“—Mala memoria, la que sólo funciona hacia atrás —censuró la Reina.”
“Hay trescientos sesenta y cuatro días para recibir regalos de incumpleaños...¡Y sólo uno para regalos de cumpleaños!” - Humpty Dumpty
“—¡Cómo me gustaría a mí tener tanta vista! —exclamó quejumbroso el Rey—. ¡Ser capaz de ver a Nadie! ¡Y a esa distancia!”
“Ahora bien, la razón por la que el pelo se cae es porque cuelga hacia abajo..., y ya sabes que nada se puede caer hacia arriba.” - el Caballero Blanco
“Di siempre la verdad..., piensa antes de hablar..., no dejes de anotarlo todo siempre después.” - la Reina Roja
“¡Sé leer palabras de una letra! ¿No te parece estupendo? Pero en todo caso, no te desanimes, que también llegarás tú a hacerlo con el tiempo.” - la Reina Blanca
“Una vez que se dice algo, ¡dicho está! Y a cargar con las consecuencias...” - la Reina Roja

«Galimatazo»

 “Brillaba, brumeando negro, el sol,
agiliscosos giroscaban los limazones
banerrando por las váparas lejanas,
mimosos se fruncían los borogobios
mientras el momio rantas murgiflaba.”

Alicia junto a la Reina Roja y la Reina Blanca

     
Personajes

Alicia: protagonista de la historia, una niña niña de "siete años y 6 meses, exactamen", muy prudente y considerada.

Reina Blanca: primero es una pequeña pieza de ajedrés, pero la segunda vez que Alicia se encuentra con ella, ya es de su tamaño. Es de cara ancha y bonachona, y dice tener ciento un años, cinco meses y un día de edad.

Reina Roja: la primera vez que Alicia la ve, no tiene más de tres pulgadas de altura. La siguiente vez mide media cabeza más que la misma Alicia.

Lirio irisado, iris, rosa, margaritas, violeta, espuela de caballero: flores hablantes del jardin, junto a la casa.

 Inspector: encargado de revisa los billetes de los pasajeros del tren.

 Mosquito: mosquito del tamaño de una gallina, con una vocecita extremadamente ligera y dado a los chistes.

 Tweeddledum y Tweedledee: par de hermanos, dos hombrecillos regordetes.

Oveja: vieja oveja, vendedora de la tienda, con grandes anteojos y que no para de tejer.

 Humpty Dumpty: un gran huevo con ojos, nariz y boca.

 Haigha: mensajero anglosajón del Rey blanco, que adopta actitudes anglosajonas cuando está contento.

 Hatta: el otro mensajero del Rey blanco.

 Unicornio y León: criaturas que se pelean por la corona del Rey blanco.

 Caballero rojo: caballero bien armado de acero púrpura.

 Caballero blanco: caballero de pelos largos y desordenados, con grandes ojos bondadosos de color azul, revestido de una armadura de latón que le sienta bastante mal, con, en su opinión, un considerable talento para inventar cosas.

     
Resumen Detallado (spoiler, incluye el final)

Alicia atraviesa el espejo
Mientras Alicia está meditando sobre cómo debe de ser el mundo al otro lado del espejo de su casa, se sorprende al comprobar que puede pasar a través de él y descubrir de primera mano lo que ahí ocurre. Así lo hace, y llega a una sala en la que las piezas de ajedrez parecen cobrar vida. En la sala encuentra así mismo un libro de poesía invertida, el Galimatazo, el cual sólo puede leer reflejándolo en un espejo, y el cual habla de cómo un héroe afronta los peligros del bosque "tulgar": el pájaro Jubo-Jubo, el "frumioso" Zamarrajo y, cómo no, el "hedoroso" Galimatazo. El poema concluye cuando el héroe da muerte al monstruo "Jabberwocky" con la ayuda de la espada "vorpal". Confusa por la complejidad del poema, Alicia deja el libro y sale de la casa para entrar al mundo del espejo, en el que todo se hace al revés.

En el jardín de las flores que hablan
Cuando Alicia sale de la casa, entra en un jardín en el que las flores hablan. La principal de todas las flores del jardín, el Lirio, trata a la niña como si se tratara de otra flor.

Alicia "corre" con la Reina Roja
Recorriendo el jardín, Alicia conoce a la Reina Roja, quien le ofrece convertirse en reina si consigue llegar a la octava casilla en una partida de ajedrez gigante, que ocupa toda una pradera. Alicia acepta, y se convierte rápidamente en un peón de la Reina Blanca.

El primer movimiento que Alicia decide hacer es coger un tren hasta la cuarta fila (se mueve dos casillas, movimiento completamente legal dado que es su primer movimiento). Pero, durante el viaje en tren, éste descarrila y Alicia, para no perder el equilibrio, se agarra a la barba de una Cabra que va sentada junto a ella. Ya fuera del tren, Alicia conoce a un Mosquito que considera a la niña una "amiga de toda la vida". Además de conversar con Alicia de varios temas y durante un largo rato, el Mosquito también presenta a la niña
Alicia en el tren
los diversos insectos que habitan al otro lado del espejo: el tábano de caballito de madera, la luciérnaga pastelera, y la mariposa llamada melindrosa "meriendaposa". Luego, Alicia entra en un bosque en el que olvida por completo su nombre. Durante un buen rato camina junto a un Cervatillo, quien también ha olvidado su verdadera identidad. Pero, al llegar a la salida del bosque, el Cervatillo recuerda quién es y huye espantado, temiendo que la niña le haga algo.

Alicia llega a la cuarta casilla del gigantesco tablero de ajedrez, donde conoce a Tweedledum y a Tweedledee, dos gemelos a los que ya conocía gracias a una canción de cuna muy famosa de principios del siglo XIX. Tweedledee recita para Alicia el poema titulado "La Morsa y el Carpintero" (que narra cómo una morsa y un carpintero que se pasean por la playa, engatusan a unas ostras para que acudan a su cena, y así poder comérselas). Al
Tweedledum y Tweedledee
finalizar el poema, los gemelos guían a Alicia hasta donde duerme el Rey Rojo, en mitad del bosque. Es entonces cuando se da la primera pista de que todo podría ser un sueño, pues Tweedledum y Tweedledee dicen que Alicia no es más que un producto de la mente del Rey Rojo, y que si éste se despertara, Alicia se desvanecería. Después de esto, Tweedledum y Tweedledee se enfadan entre ellos por un sonajero nuevo y deciden organizar una batalla. Protegiéndose con ollas a modo de cascos y cojines a modo de escudos, los dos hermanos van a pelearse... justo cuando un gigantesco Cuervo Negro lo cubre todo, y Alicia se aleja corriendo del lugar.

Alicia, huyendo del Cuervo Negro, llega a la quinta casilla y conoce a la Reina Blanca, que estaba corriendo por el bosque en busca de un mantón que se le había perdido. Durante la conversación, la Reina Blanca explica a Alicia cómo suceden las cosas en el mundo del espejo (todo ocurre desde adelante hacia atrás). Luego, la Reina parece estar cada vez más ausente hasta que, de pronto, se transforma en una Oveja. Es entonces cuando Alicia se ve transportada mágicamente a una barca de remos en la que debe remar (o "plumear", como diría la Oveja). Después de recoger una buena cantidad de juncos olorosos de la orilla del agua, Alicia se ve obligada a comprarle un huevo a la Oveja. Huevo que, de pronto, se convierte en un conocido personaje infantil: Humpty Dumpty.

Humpty Dumpty, sin ni siquiera bajarse del muro en el que está subido, explica a Alicia el significado del poema del Galimatazo, el que leyó en la casa del espejo. Le explica, a su manera, qué son los "limazones", los "borogobios", las "rantas" y otros muchos animales de la fauna del espejo. Después de esto, Humpty Dumpty discute acerca de la semántica y del pragmatismo con la heroína Alicia, y acaba cantándole una canción "para su deleite y su loor".

El Unicornio, Alicia, el León y el pastel
Alicia se encuentra después con el Rey Blanco, quien está esperando a uno de sus dos mensajeros en mitad de un camino. Al cabo de un rato de desconcertantes juegos de palabras y adivinanzas con el Rey, llega al fin el mensajero (que no es otro que la Liebre de Marzo del primer libro, sólo que con el nombre de Haigha -una parodia de la pronunciación afectadamente anglosajona de su nombre original, Hare-). Acompañada por el Rey y por Haigha, Alicia es llevada frente al León y al Unicornio, a los que se encuentran peleando por la corona del reino. Ambas figuras, tanto el León como el Unicornio, son figuras emblemáticas del escudo de Gran Bretaña: uno representa a Inglaterra y otro a Escocia. En el escenario del combate Alicia conoce también al otro mensajero del Rey: Hatta (también una ridiculización de la palabra original Hatter -el Sombrerero del primer libro-). El capítulo continúa con Alicia intentando repartir un pastel del espejo (pastel que se reparte primero y se corta después), y concluye cuando el ruido de unos tambores inundan el bosque y Alicia se ve transportada a la séptima casilla(la última antes de convertirse en Reina).

El Caballero Blanco
Nada más llegar a la séptima casilla, Alicia es capturada por el Caballero Rojo (cabe aclarar que en inglés la pieza no se llama "horse", sino "knight"). Afortunadamente, el Caballero Blanco llega galopando para salvar a Alicia y prender al Rojo. Hecho esto, el Caballero Blanco decide acompañar a la niña hasta la última casilla, cayéndose de su montura varias veces durante el trayecto. Finalmente, Alicia se despide de su rescatador y salta a la octava casilla.

Alicia, al llegar a la octava casilla, se convierte en Reina. Asimismo, se reencuentra con las otras dos monarcas: la Roja y la Blanca, quienes, antes de decirle que va a haber una fiesta en su honor, le hacen un breve examen para saber sus conocimientos en aritmética, lenguaje y soluciones prácticas. Luego, las dos Reinas se quedan dormidas y, Alicia, alejándose del lugar, llega al castillo donde se va a celebrar la fiesta dedicada a ella. Una vez dentro del castillo, Alicia se sienta a la cabecera de la mesa, de nuevo junto a las otras dos Reinas, quienes la desconciertan tanto que la niña acaba por tirar del mantel para derribar todo a su alrededor. Luego se vuelve hacia la Reina Roja, a quien considera la culpable de todo lo que le ha sucedido, y se decide a "agitarla hasta que se convierta en un gatito"
Alicia se convierte en reina

Alicia, a base de sacudir y sacudir a la Reina Roja, consigue comérsela (en argot de ajedrez, claro), y dar jaque al Rey Rojo, que se ha pasado durmiendo inmóvil en el mismo sitio a lo largo de toda la partida. Con esto termina el sueño, de modo que Tweedledum y a Tweedledee tenían razón al decir que todo, incluso la misma Alicia, formaba parte de un sueño del Rey Rojo.

Alicia despierta de su particular sueño, y en vez de encontrarse agitando a la Reina Roja, descubre que a quien está sacudiendo en realidad no es otro que su gatito negro, hijo de su querida gata Dina.

Pero Alicia está dubitativa, por un lado reconoce que tanto el gato negro como Copito de Nieve y Dinah han formado parte de su sueño, e incluso cree que esta última ha sido Humpty Dumpty. También duda acerca de si fue ella o el Rey Rojo quien soñó toda la historia. La novela concluye con una reflexión muy acertada por parte de Alicia: "El Rey Rojo fue parte de mi sueño..., pero también es cierto que yo formé parte del suyo".
http://es.wikipedia.org/wiki/A_través_del_espejo_y_lo_que_Alicia_encontró_allí


     
Adaptación Cinematográfica 

  La película animada que Disney llevó a la pantalla grande en 1903, si bien llevaba el título de Alicia en el Paísa de las Maravillas, incluye también muchas de las aventuras de Alicia a través del espejo, como la conversación con las flores en el jardín y el encuentro con los gemelos Tweedledum y Tweedledee.
     
Opinión Personal

   ¡Genial!, como el primer libro.
   Mientras leía no podía evitar reírme sola con las divertidas e inusuales situaciones en las que se ve envuelta Alicia.

   Si quieres ir a algún lugar o acercarte a alguien, debes alejarte; puedes correr a toda velocidad pero no avanzar ni un paso; grita y llora antes de pincharte un dedo; no puedes partir un pastel si no lo has repartido primero pues se volverá a juntar... El mundo que existe al otro lado del espejo se rige por leyes tan irracionales y sin sentido que uno no puede sino dejarse llevar por ellas y disfrutar de la aventura junto a Alicia.

   Lo recomiendo, para grandes y chicos, sobretodo para leérselo a los pequeñines antes de irse a dormir... Quien sabe, tal vez sean afortunados y en sueños puedan viajar al mundo al otro lado de espejo y vivir allí sus propias aventuras. Algo que a mi me encantaría disfrutar.

     




¿Ya leíste el libro? ¿Qué opinas de él...

6 comentarios :

  1. Hola,paso a nominarte a los premios dardos, para más información, seguí este enlace. -->http://burbujaestrellasymariposas.blogspot.com.ar/2014/11/2-premio-dardos.html
    pd: vengo de la iniciativa ¿Tu me comentas? yo te comento.

    ResponderEliminar
  2. Ninichan... no sabes lo agradecida que estoy por esta nominación. Realmente gracias!!!!

    ResponderEliminar
  3. Pues no sé, a mí la verdad es que no me llama mucho y no creo que le de una oportunidad, pero me alegro de que te haya gustado.
    Me quedo por aquí, te pasas por mi blog? ^^
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gtacias por comentarnos. Ya seguimos tu blog!!!

      Eliminar
  4. Hola, recién llegué a tu blog y me llamó la atención esta reseña :), no soy de leer este tipo de libro pero tendré este en mente si duda.
    Te acabo de seguir :)
    Nos leemos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Y seguimos tu blog!!!

      Eliminar