sábado, 9 de marzo de 2013

Miguel Strogoff

Autor: Julio Verne
Género: Aventura

En plena invasión tártara de Rusia, un correo del Zar es obligado a recorrer Siberia para advertir de la invasión, a la vez que debe evitar ser reconocido por su madre y ha de esconder sus sentimientos hacia una joven a la que conoce durante el trayecto.

Sacando provecho de la amnistía que el zar le había concedido, Ivan Ogareff, militar retirado y exiliado, instiga una invasión de Siberia por los tártaros. Impulsado por su deseo de venganza, Ogareff convence al emir de Bujara y a otros khanes del Turquestán libre de llevar a cabo tamaña empresa. No obstante, todo su odio recae sobre el hermano del zar, el Gran Duque, acantonado en Irkutsk, la capital de Siberia Oriental. El Gran Duque no le conoce personalmente, aunque ha sido la autoridad que lo ha mandado al exilio.

Los tártaros cortan los cables telegráficos más allá de los Urales para impedir la comunicación entre el zar y su hermano. Sin embargo, los hombres del zar han descubierto el plan de Ivan Ogareff de entrar en Irkutsk con un nombre falso para ganarse la confianza del Gran Duque y, luego, cuando lo juzgara oportuno, acabar con su vida y entregar la ciudad a los tártaros.

Se requieren los servicios de un expedito correo que recorra las 5 200 verstas que separan Moscú de Irkutsk, que suponen un vasto territorio plagado de amenazas. Para esta ardua hazaña, el oficial Kissof no duda en postular a Miguel Strogoff, un valiente joven siberiano, oficial de correos del zar.

Miguel Strogoff surcará Rusia empleando todos los medios disponibles, dotado de un permiso especial y de una identificación distinta a la propia. Advertido por el mismo zar, jamás debe develar su propósito, y, sobre todo, debe desconfiar del traidor Ivan Ogareff.

Pronto conocerá a Nadia Fedor, joven de origen livoniano que, tras la muerte de su madre en las provincias bálticas, anhela reencontrarse con su padre en Irkutsk. Las circunstancias les harán compañeros de viaje, y se cruzarán también con Alcide Jolivet y Harry Blount, periodistas encargados de documentar la invasión. Miguel Strogoff se verá obligado a soportar duras pruebas a fin de lograr su cometido.


Personajes:

  • Miguel Strogoff: Hombre Siberiano de 30 años con rasgos caucásicos, tiene que enviar un correo del Zar en el que se advierte de la invasión tártara. Tiene que cruzar toda la Siberia en los meses de verano, y pasar desapercibido ante los muchos enemigos. 
  • Nadia: Es una joven que se dirige a Irkutsk para reunirse con su padre, que está exiliado en esa ciudad.
  • Alcide Jolivet: Es un periodista francés. Su mayor virtud es ver todo, y es muy parlanchín. 
  • Harry Blount: Es un periodista inglés. Su mayor virtud es escuchar todo, y es muy serio, en contraparte de su colega francés. 
  • Iván Ogareff: Traidor que dirige sus tropas tártaras al este. Quiere matar al Gran Duque, para así entregar Rusia a los tártaros. 
  • Marfa Strogoff: Madre de Miguel Strogoff 
  • Feofan Khan: Liderado de la rebelión. Dirigía a las tribus kirguises.
      




¿Ya leíste el libro? ¿Qué opinas de él...

miércoles, 6 de marzo de 2013

De la Tierra a la Luna (De la Terre à la Lune Trajet direct en 97 heures) - Julio Verne



Título: De la Tierra a la Luna (De la Terre à la Lune Trajet direct en 97 heures)
Autor: Julio Verne
Año: 1865
Género: Aventura / Ciencia Ficción

Un intrépido proyecto aviva los corazones de los miembros del Gun-Club. Se trata de enviar a la Luna un proyectil que, auxiliado por el monstruoso cañón Columbiad, hará la función de una auténtica nave espacial para hacer realidad en el siglo XIX un viejo sueño: atravesar el espacio y descubrir un mundo lunar hasta entonces en penumbras.

La obra, que comienza como una sátira del estereotipo estadounidense de la época, es un intento de describir por primera vez con minuciosidad científica los problemas que hay que resolver para lograr enviar un objeto a la Luna.


      

Personajes

 Tom Hunter: miembro del Gun Club, hombre con piernas de palo.
 Bilsby: miembro del Gun Club, hombre a quien le faltaban los brazos.
 Blomsberry: coronel, miembro del Gun Club.
 J. T. Maston: miembro del Gun Club y secretario de la comisión ejecutiva, hombre con cráneo de goma elástica.
 Impey Barbicane: presidente del Gun Club y uno de los cuatro de la comisión ejecutiva, hombre de unos cuarenta años, de mediana estatura, sereno, frío, austero, de un carácter esencialmente formal y reconcentrado; exacto como un cronómetro, de un temperamento a toda prueba, de una resolución inquebrantable. Poco caballeresco, aunque aventurero.
 Morgan: general, miembro del Gun Club y uno de los cuatro de la comisión ejecutiva.
 Elphiston: mayor, miembro del Gun Club y uno de los cuatro de la comisión ejecutiva.
 Nicholl: capitán, rival de Barbicane, un hombre sabio, de carácter altivo, audaz, seguro de sí mismo, violento, un yanqui de pura sangre que residía en Filadelfia.
 Murchison: ingeniero.
 Michael Ardan: conocido europeo aventurero.

capitán Nicholl
Michael Ardan

      

Resumen Detallado

El cañón Columbiad de Rodman
Tras terminar la Guerra de Secesión estadunidense, se propone la fabricación de un cañón gigante para enviar un proyectil a la Luna. Junto con el secretario, J. T. Maston, y tras ser informados de los detalles astronómicos por el observatorio de Cambridge, deben resolver una serie de cuestiones: características del cañón, forma y tamaño del proyectil, clase y cantidad de pólvora, ubicación del sitio de lanzamiento, financiación de la empresa, etc.

La factibilidad del proyecto es cuestionado por el capitán Nicholl, enemigo acérrimo de Barbicane (si el segundo es constructor de proyectiles, el primero lo es de corazas y escudos) el cual hace una serie de apuestas a Barbicane acerca del éxito del proyectil. Tras conseguir el dinero necesario en una suscripción internacional, el gigantesco cañón es forjado en el suelo de la Florida. De pronto, aparece un francés, Michael Ardan, con el deseo de viajar en el proyectil.

Tras un dramático duelo entre Barbicane y Nicholl, Ardan los convence de que olviden sus rencillas y viajen con él a la Luna. El proyectil es modificado para permitir que los pasajeros puedan soportar el viaje. Antes de ser lanzado el proyectil, J.T. Maston se queda en él unos días. Cuando termina su misión, ha engordado. Finalmente, el proyectil es lanzado. J. T. Maston, en el observatorio construido en las Montañas Rocosas para la ocasión, intenta ubicarlo con el telescopio y, cuando lo logra, sufre una desilusión: el proyectil no ha llegado a su destino, sino que se ha convertido en satélite de la Luna.

      
La llegada del proyectil a Stone's Hill.
El interior del proyectil.

      




¿Ya leíste el libro? ¿Qué opinas de él...

sábado, 2 de marzo de 2013

Viaje al Centro de la Tierra (Voyage au centre de la Terre) - Julio Verne



Título: Viaje al Centro de la Tierra (Voyage au centre de la Terre)
Autor: Julio Verne
Año: 1864
Género: Ficción / Aventura

Guardado en el manuscrito original de la Heimskringla de Snorri Sturluson, que ha encontrado en una tienda, el profesor alemán Otto Lidenbrock descubre un pergamino con un texto cifrado; el autor es un sabio islandés del siglo XVI que afirma haber llegado al centro de la Tierra: Arne Saknussemm.

El profesor Lidenbrock pretende seguir los pasos de Arne Saknussemm, quien afirma haber llegado al centro de la Tierra, y emprende una expedición acompañado por su escéptico sobrino Axel y el impasible guía islandés Hans.

El grupo ingresa por un volcán hacia el interior del globo terráqueo, en donde vivirán innumerables peripecias, incluyendo el asombroso descubrimiento de un mar interior y un mundo mesozoico completo enterrado en las profundidades, así como la existencia de iluminación de carácter eléctrico.

      
Personajes

 Axel: Es sobrino del profesor Lidenbrock, novio de Graüben, la ahijada del profesor Lidenbrock, y el narrador en la obra.
 Otto Lidenbrock: profesor de mineralogía, tío de Axel, padrino de Graüben y organizador del viaje al centro de la Tierra.
 Hans: antes cazador de unas aves islandesas llamadas eíderes y luego guía islandés que contrata Lidenbrock para el viaje al centro de la Tierra.
 Graüben: novia y luego esposa de Axel, ahijada de Lidenbrock.
 Marta: sirvienta de Axel y del profesor Lidenbrock.

      
Resumen Detallado (spoiler, incluye el final)

El protagonista de la historia, Axel, reside en una vieja casa situada en la Königstrasse, en Hamburgo, junto a su tío Otto Lindenbrock, un prestigioso profesor de mineralogía a quien describe como un hombre temido por su fuerte carácter pero muy original, su prima Gräuben (de quien está secretamente enamorado) y su anciana sirvienta, Marthe. Un día el profesor le llama a su despacho, donde le enseña un manuscrito de gran valor del Heimskringla, de Snorri Sturluson. Pero ese libro esconde una gran sorpresa: un pergamino de origen rúnico que oculta un mensaje secreto. Tras muchos esfuerzos y gracias a un descubrimiento casual de Axel, lograrán descifrarlo. En él, un alquimista islandés llamado Arne Saknussemm revela cómo llegar al centro de la tierra. El profesor, eufórico, decide ir al lugar indicado en el pergamino junto con su sobrino Axel. Éste se niega, pues piensa que es una hazaña irrealizable, ya que la temperatura aumenta 1º por cada 60 pies de profundidad bajo la superficie del Globo. Pero el profesor decide que deben ir:

Axel está muy asustado y no quiere ir, pero no tiene otra opción, y salen hacía el punto indicado en el pergamino: Islandia. Tras un largo viaje, llegarán a Reikiavik, ciudad cercana al Snæfellsjökull, volcán por el que tendrán que introducirse para alcanzar el corazón terrestre, siguiendo las indicaciones de Saknussemm. Allí contratan a Hans, un guía que les acompañará a lo largo de su odisea. Equipados con víveres, herramientas, armas, instrumentos y un botiquín, emprenden el viaje hacia el volcán. Axel y su tío viajan montados en caballo, y el guía los precede a pie. La mayor preocupación de Axel es saber qué ocurriría si el volcán se despertase mientras ellos estuvieran dentro de él. Emprenden el asalto del Sneffels por caminos difíciles. La marcha es penosa, pero al fin alcanzan la cumbre del Snæfellsjökull.

Comienzan el descenso dentro del cono del volcán. En el fondo del cráter, se abren tres chimeneas. Siguiendo una vez más las instrucciones dejadas por el alquimista en el pergamino, averiguan cuál de las tres chimeneas es la que conduce al centro de la Tierra: aquella que la sombra del pico Scartaris acaricie antes de las calendas de julio. Por medio de una cuerda, se van deslizando y bajan así 2.800 pies en once horas. Allí improvisan una cama para dormir y recuperar fuerzas.

A la mañana siguiente, siguen hundiéndose en las entrañas del Globo dejándose caer por pendientes inclinadas, formadas por lava seca que tapiza el interior del cráter. Después de descender durante siete horas seguidas, deciden tomarse un descanso hasta las seis de la mañana siguiente. Descienden seis horas más y llegan al fondo de la chimenea, donde se encuentran con dos caminos. El profesor Lidenbrock decide tomar el del Este, y tal camino resulta ser el erróneo, pues al tercer día se quedan sin agua y han de retroceder para ir hacia el Oeste.

Esperan encontrar algún manantial y así coger agua para sobrevivir, pero no se oye ni un murmullo de agua. Hans, el guía que los acompaña, halla un torrente bajo las rocas. Perforan la piedra con las herramientas que llevan y consiguen agua, pero a 100º de temperatura; la dejan enfriar y de ese modo sacian su sed y llenan las cantimploras.

A la mañana siguiente, siguen su camino descendiendo y acercándose cada vez más al centro de la tierra. Axel se despista de su tío y de Hans, y se pierde en un laberinto a 30 leguas de la corteza terrestre. Desesperado, echa a correr sin rumbo y se golpea contra las rocas. Gracias a una caída providencial, llega sin sentido y ensangrentado a los brazos de su tío. Cuando vuelve en sí, ve que se encuentran junto a un mar: están en una caverna capaz de contener la cantidad de agua de un océano. Cerca de allí, hay un bosque de hongos y hallan esqueletos de animales.

Construyen una balsa, y de ese modo embarcan e inician una travesía con el fin de alcanzar nuevas salidas en las orillas opuestas. El viaje por mar se hace más largo de lo que pensaban. Durante la travesía pescarán peces extintos del género pterichthyodes y se encuentran con monstruos marinos enormes, un ictiosaurio y un plesiosaurio pero por suerte los animales están luchando entre ellos y no se percatan de la presencia de la balsa.

Axel y sus dos acompañantes continúan el viaje con su monótona uniformidad. Pasan al lado de un islote, llamado por ellos "Islote Axel", en el que hay un géiser de agua hirviendo a una temperatura de 163º.

Siguen su camino y les amenaza una tempestad, el viento sopla a una velocidad incalculable, los relámpagos no cesan, el calor aumenta. De repente ven un disco de fuego pasearse por el espacio a la velocidad de un huracán (posiblemente un rayo globular), y les arranca la vela con el mástil, y los tres amigos son arrastrados con gran rapidez hasta que la almadía choca con los arrecifes de la costa.

Axel y su tío se libran de la muerte gracias al guía, Hans, que los arranca del abismo tumbándolos en la arena de la playa. Consiguen rescatar la pólvora, la brújula, el manómetro y alimentos para cuatro meses, si bien han perdido las armas.

Con la ayuda de la brújula, comprueban su situación y ven que durante la tempestad han retrocedido en lugar de avanzar. Furioso y desafiando todos los peligros, el profesor Lidenbrock dice que han de volver a la balsa para seguir el viaje, pero antes quiere inspeccionar el lugar donde habían llegado a la deriva. Este lugar les reserva más sorpresas: un cementerio de cuerpos fosilizados en el cual hallan primero un cráneo humano y luego un cadáver entero semimomificado de la era cuaternaria .

Siguen explorando el terreno y se alejan de la orilla del mar. Llegan a un bosque de vegetación de la era terciaria con palmeras, pinos, cipreses y helechos. Debajo de esos árboles ven agitarse unos mastodontes gigantes y lo que creen un ser humano de más de cuatro metros de altura con una cabeza del tamaño de un búfalo que los pastorea como si fueran ovejas. Les parece imposible y piensan que podría ser una visión, pero huyen a gran velocidad hacia el mar, donde han dejado la balsa. En su huida encuentran un puñal que perteneció a Arne Saknussemm, el alquimista que 300 años atrás hizo ese mismo viaje al centro de la Tierra, y más adelante en una roca encuentran grabadas sus iniciales, señalándoles el camino una vez más.

Según el tío de Axel, para llegar al centro del Globo aún tienen que bajar 1.500 leguas. Para seguir el viaje deben tomar una galería, pero una roca enorme obstruye la entrada y no les permite penetrar por ningún sitio. Optan por romper la roca con la pólvora que tienen. Preparan todo, encienden la mecha y se refugian en la almadía que tienen en la playa.

Se oye un estruendo: la explosión ha provocado una especie de terremoto, y el mar arrastra la balsa en su caída. Los tres exploradores se consideran perdidos. Se dan cuenta de que suben sin cesar, están en un pozo estrecho y el agua, recobrando su nivel, los empuja hacia arriba a una velocidad violenta, y les corta la respiración; el calor se hace insoportable.

Las paredes se mueven, los vapores se condensan...: son los síntomas de una erupción, y están dentro de la chimenea de un volcán en actividad. De repente, un movimiento giratorio se apodera de la balsa, que se balancea sobre las olas de lava en medio de una lluvia de cenizas, y salen disparados por el abrasador orificio del cráter.

Cuando Axel abre los ojos, comprueba que se hallan al aire libre, en la superficie de la tierra. Pero no están en Islandia sino en la isla de Estrómboli, Italia, en pleno Mediterráneo. Habían entrado por un volcán, el Snæfellsjökull, y han salido por el Estrómboli situado a más de 1.200 leguas del primero. Un cono de prodigiosa altura, coronado de humos, se divisa hacia el poniente: es el Etna.

Axel y su tío regresan a casa. La noticia de su viaje al centro de la Tierra se había propagado por todas partes, pero nadie se había creído semejante aventura. No obstante, la presencia de Hans y varios informes llegados de Islandia cambian la opinión pública. El profesor Lindenbrock y Axel pasan a ser hombres famosos, y Hans regresa a su tierra natal de Islandia.

      
Adaptación Cinematográfica

La novela de Julio Verne ha sido llevada al cine y a la televisión en reiteradas ocasiones, desde 1955, algunas fieles al libro, otras con notables diferencias, pero manteniendo la idea original del viaje a un mundo desconocido en el interior de la tierra.

Una de mis preferidas es la de 1959, dirigida por Henry Levin, con James Mason como el profesor Oliver S. Lindenbrook, Pat Boone como Alexander 'Alec' McKuen, Diane Baker como la viuda Jenny Lindenbrook, Thayer David como Saknussemm y Peter Ronson en el papel de Hans.




      




¿Ya leíste el libro? ¿Qué opinas de él...