jueves, 9 de octubre de 2014

Presa (Prey) - Michael Crichton



Título: Presa (Prey)
Autor: Michael Crichton
Año: 2002
Género: Tecno Thriller, Ciencia Ficción

  Ciencia e intriga trepidante, que introduce al lector en secretas investigaciones sobre inteligencia artificial.

  Julia, la esposa de Jack, es parte de un proyecto en Nevada, donde se desarrollan partículas con inteligencia propia.

  Algo comienza a andar mal, el comportamiento de Julia se vea sospechosamente alterado. Cuando Jack acude a auxiliar al equipo, se encuentra ante una estremecedora realidad: El proyecto se ha ido de las manos.

      
Frases

PREDPRESA era un programa orientado a un objetivo e inspirado en la dinámica depredador/presa.
Todo era alta tecnología y brillantes paredes de cristal... y aun así era una cárcel.
El viento dispersa esas partículas a lo ancho de cientos de kilómetros de desierto. Se deteriorarán con la luz del sol y la radiación cósmica. Se desintegrarán, se descompondrán. En cuestión de horas o días, desaparecerán. ¿No?
¿Tú qué crees? Tenemos que eliminar a esos enjambres. Tenemos que barrerlos de la faz de la tierra. Y tenemos que hacerlo ya.

     
Personajes

Jack Forman: de 40 años, es el protagonista y narrador de la historia. Fue despedido de la empresa MediaTronics por descubrir una estafa del director y se encuentra, por los rumores que esto atrajo, con muchas dificultades para conseguir un nuevo empleo. Tras este suceso, se le describía, injustamente, como "Conflictivo. Reacio a cooperar. Agresivo. Exaltado. Poco espíritu de equipo."
Julia Forman: esposa de Jack. Vicepresidenta de Xymos. A sus treinta y seis años, Julia era una mujer guapa, menuda, de cabello y ojos oscuros, nariz respingona, y esa personalidad que la gente calificaba de «chispeante». Era atractiva y accesible. Hacía amigos con facilidad y tenía sentido del humor.
Amanda: hija menor de Jack y Julia, de 9 meses de edad.
Nicole: hija mayor de Jack y Julia, de 12 años de edad.
Eric: hijo de Jack y Julia, de 8 años de edad. Era un entusiasta del fútbol y jugaba a todas horas menos cuando se disfrazaba de caballero y perseguía por la casa a su hermana mayor con su espada de plástico.
Ellen: hermana de Jack. Psicóloga clínica que vive en San Diego donde tiene un gabinete en La Jolla.
Ricky Morse: uno de los jefes de departamento de Xymos. Bronceado, de pelo rubio cortado al rape y amplia sonrisa. Ricky era solo unos años más joven que Jack, pero tenía un aire de eterna juventud. Con su carácter alegre y su optimismo, Ricky era un director de proyecto ideal, pese a que tendía a infravalorar los problemas y ofrecía a sus superiores expectativas poco realistas respecto al tiempo de realización de los proyectos.
Rosie Castro: había formado parte del equipo de Jack en MediaTronics. Era morena, delgada, exótica y sarcástica; Independiente y rebelde, se había dedicado al estudio de Shakespeare en Harvard pero luego pidió el traslado al MIT y allí pasó a estar bajo la protección de Robert Kim, que trabajaba en programación de lenguajes naturales. Demostró grandes aptitudes.
David Brooks: había formado parte del equipo de Jack en MediaTronics. Rígido, formal, obsesivamente pulcro, y casi calvo a los veintiocho años. Era ingeniero, y tenía la brusquedad y la ineptitud social propias de un ingeniero. También estaba cargado de contradicciones, aunque cuidaba hasta la exageración todos los detalles de su trabajo y la apariencia física, los fines de semana hacía motocross y a menudo volvía cubierto de barro.
Bobby Lembeck: era el jefe del grupo. A sus treinta y cinco años, supervisaba más código del que escribía, pero aún era capaz de escribir cuando se lo proponía.
Mae Chang: hermosa y delicada, había trabajado como bióloga de campo en Sichuan, estudiando a los lémures narigudos dorados antes de pasarse a la programación a los veinticinco años. Debido a su etapa dedicada a los estudios de campo, así como a su inclinación natural, era una persona muy silenciosa. Hablaba poco, se movía sin hacer ruido y nunca alzaba la voz; pero tampoco perdía jamás en una discusión. Al igual que muchos biólogos de campo, había desarrollado la extraña habilidad de confundirse con el entorno, pasar inadvertida, casi desaparecer.
Charley Davenport: hosco, desaliñado, y ya con exceso de peso a sus treinta años. Lento y pesado. Había trabajado bajo la supervisión de John Holland en Chicago y Doyne Farmer en Los Álamos. Era un experto en algoritmos genéticos, la clase de programas que emulaba la selección natural para afinar las respuestas. Pero tenía una personalidad irritante: tarareaba, resoplaba, hablaba solo, y se tiraba pedos con ruidoso abandono. El grupo lo toleraba únicamente por su extraordinario talento.
David Brooks: ingeniero de proyecto. Tenía una mente muy organizada.
Vince Reynolds: hombre robusto. Obviamente era el ingeniero de mantenimiento de la fábrica. Le faltaban varios dientes

     
Resumen Detallado (spoiler)

La novela cuenta la historia de Jack Forman, un programador de software desempleado experto en
inteligencia artificial, despedido de su antigua empresa en Silicone Valley, MediaTronics, por intentar destapar un escándalo interno. Mientras Jack desempeña las labores de "amo de casa", su mujer Julia trabaja como vicepresidenta de Xymos, una empresa dedicada a la nanorobótica, que se encuentra desarrollando un sistema revolucionario de diagnóstico médico basado en nanotecnología.

El matrimonio entre Jack y Julia no anda bien. Ella pasa cada vez más tiempo en el laboratorio de su empresa en el desierto de Nevada. En casa está siempre de mal humor, diferente y Jack sospecha que puede estarlo engañando o que talves está comsumiendo algún tipo de droga. Incluso tiene reacciones violentas con los niños.

Se presentan una serie de sucesos extraños durante los cuales Jack recibe la noticia de que MediaTronics está colaborando con Xymos y le ofrecen volver a trabajar para ayudarles a solucionar los problemas de software que están sufriendo. Tras los acontecimientos, su mujer Julia sufre un accidente de tráfico en extrañas circunstancias que hacen que Jack acepte la oferta y se dirija los laboratorios de Xymos en Nevada para investigar más a fondo, convencido de que están relacionados con los últimos sucesos.

Una vez en la planta de fabricación, se descubre que Xymos trabaja para el Departamento de Defensa en la creación de un enjambre de nanobots que actúa en conjunto como una cámara, para reconocimiento y espionaje. Dicho enjambre está creado a través de bacterias E. Coli modificadas genéticamente, las cuales crean ensambladores gamma a partir de minerales, los cuales en última instancia, fabrican los nanobots. Le comunican entonces que uno de los enjambres pudo escapar del recinto y se encuentra libre en el desierto, evolucionando y reproduciéndose, mostrando conductas predatorias ante otras especies del entorno.

Aunque autosuficientes, inicialmente estos enjambres muestran una inteligencia limitada y dependen de la luz solar, pero mostrando una rápida evolución, consiguen desarrollar su inteligencia, capacidades de mimetismo y poder funcionar incluso en ausencia de energía solar. Según evolucionan estos enjambres, van mejorando sus capacidades de imitación de los seres humanos, llegando a crear réplicas de los mismos, comportamiento inteligente e incluso en algunos casos, una simbiosis para poder controlar a los seres originales.

     
Opinión Personal

  Leí esta novela cuando acompañé a mi esposo en un viaje a Sao Paulo. Mientras él trabajaba, yo me iba a la Librería Cultura, sacaba un libro del pequeño sector de libros en español, y me pasaba horas disfrutando de la lectura (como añoro esos días).

  Como todas la obras que he leído de Michael Crichton, está llena de explicaciones científicas que uno no sabe hasta qué punto pueden ser ciertas, son el resultado de horas de investigación del autor o simplemente se tratan de ficción. Pero todo es tan creíble, que es difícil pensar en la última opción.

  Me gusta la historia, aunque pueda sonar muy conocida: el grupo de científicos que logran crear algo increíble pero sobre lo cual rápidamente pierden el control y se produce el desastre.

  Pobre Jack, uno simpatiza con él. Al pobre le cuesta entender el caos que se está creando a su alrededor. Hasta Julia terminó simpatizándome, pues al final comprendí lo que realmente le ocurría. No me gustaría estar en sus zapatos.

     




¿Ya leíste el libro? ¿Qué opinas de él...

2 comentarios :

  1. Se ve bien se va a mi lista de libros por leer hehehe besos me quedo aquí-
    saludos desde: http://unlibrero.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario...
      Nos gustó mucho tu blog y ya eres parte de nuestros afiliados!!!
      Saludos!!!

      Eliminar