martes, 6 de mayo de 2014

La Amenaza de Andrómeda (The Andromeda Strain)

Autor: Michael Crichton
Año: 1969
Género: Techno Thriller

 Cuatro científicos estadounidenses, escogidos por sus logros en microbiología, patología, epidemiología y química electrolítica han sido convocados sin saber por qué y con la máxima urgencia a un laboratorio secreto que el Proyecto Wildfire esconde bajo tierra en el desierto de Nevada.

 Allí, rodeados por los más sofisticados equipos informáticos y sin poder comunicarse con el exterior, excepto por una línea directa con la oficina de Seguridad Nacional, trabajan para combatir la amenaza de una epidemia mundial. Han de encontrar un antídoto contra un microorganismo desconocido que, inexplicablemente, ha matado a todos los habitantes, excepto a un anciano y un bebé, en un pequeño pueblo de Arizona donde un satélite ha sido recuperado.

 Pocas piezas les faltan ya para completar el puzzle cuando una rotura en el sello que aísla el laboratorio ha permitido que su adversario microbacteriano salga al exterior. Entonces, su ya desesperada búsqueda de una respuesta médica se unirá a una frenética carrera para impedir el fin del mundo.

 Con su fuerza narrativa, el suspense y los conocimientos científicos que atesora, La amenaza de Andrómeda coloca al lector ante una trama que une la investigación espacial a los más altos secretos de estado.

     
Personajes

  Doctor Jeremy Stone: Profesor de bacteriología en Stanford, (Palo Alto, California); Doble Premio Nobel a los 31 y 36 años.
  Doctor Peter Leavitt: Microbiólogo y epidemiólogo clínico. Sufre epilepsia.
  Doctor Charles Burton:  Profesor de patología en la Universidad de Medicina Baylor, (Houston, Texas).
  Doctor Mark Hall: Doctor en medicina y cirujano, en activo; el Hombre Impar.

     
Opinión Personal

  No estoy segura si antes de este libro se había planteado la idea de un enfermedad, un virus, que fuera capaz de acabar con la totalidad de la vida humana en nuestro planeta. En una era en que la medicina parece haber avanzado tanto, en que hasta para las enfermedades que aún no tienen cura definitiva, como el cáncer, es posible salvar la vida de muchos pacientes, suele (o solía) ser difícil pensar en algo que no pudiéramos contener.

  Esta novela fue publicada en 1969, el año en que el hombre llegó a la Luna, y con un logro tan grande como ese, debe haber sido difícil imaginar que la ciencia y la tecnología no fueran capaces de solucionar cualquier problema que se nos presentara como especie humana. Pero, más de cuarenta años después, hemos sido testigos de nuevas enfermedades, epidemias/pandemias que nos ha costado controlar y que han tenido al mundo entero en ascuas (un ejemplo, el virus H1N1 que en 2009 la ONU clasificó como pandemia inminente). Al leer esta novela podemos recordar cuán indefensos estamos realmente, sin importar nuestros avances y logros.

  Como toda novela de Crichton que he leído hasta el momento, contiene una gran historia, con personajes que saben de lo que hablan y que deben poner a prueba todo su conocimiento y experiencia para salir adelante. Está llena de términos que hasta ese momento desconocía y de teorías que no estoy segura si existen realmente, pero son convincentes.

  La recomiendo sinceramente.

      




¿Ya leíste el libro? ¿Qué opinas de él...

No hay comentarios :

Publicar un comentario